EL GATO OBESO, UN PROBLEMA “GORDO”

gatogordo7Félix, precioso gato de 2 años viene a su revisión anual. Le toca vacunarse y como siempre aprovecharemos para hacer un chequeo completo.  Ya a simple vista notamos algo raro.

-¿No te parece que ha engordado mucho?

-Pues ahora que lo dices sí, pero es normal. Como lo esterilizasteis… ya se sabe, todos los gatos castrados están un poco gordos. Además ya no juega como antes, se pasa el día durmiendo y se activa cuando llegamos de trabajar, pero claro, estamos muy cansados para ponernos a jugar con él. Pero vamos, está estupendo, sanísimo.

-Y, ¿qué come?-

-Una comida seca para gato adulto. Se la ponemos en su cacharro y lo rellenamos cuando  se vacía. Además latas y  un poco de pavo. Es que no veas cómo maúlla si no le damos algo.

Cuantas conversaciones de este tipo tenemos cada día en la consulta. Y lo peor es que posiblemente tengamos la misma conversación el año que viene cuando Félix pese ya medio kilo más.

La mayoría de los gatos domésticos pasan largas horas solos, durmiendo, en un lugar en el que no van a encontrar ninguna presa a la que acechar y perseguir, ni ningún competidor del que esconderse. Si a esta vida sedentaria se añade un cuenco de comida disponible a voluntad, el resultado es un gato gordo.

Todos hemos oído hablar de los riesgos de la obesidad, pero en el caso de nuestro gato nunca lo llamamos así, decimos que está un poco gordito, hermosote y cosas así. Y eso es porque entonces tendríamos que admitir que estamos condenando a nuestro querido felino a una enfermedad segura con el tiempo.

Y sí, sin duda alguna un gato obeso está condenado a ser un gato enfermo en algún momento de su vida.

gatogordo4

Vamos a repasar qué consecuencias puede tener el exceso de peso en nuestros mininos:

  • Dolor en las articulaciones. Esto hará que todo empeore porque, si le duele se moverá menos y seguirá engordando.
  • Problemas hormonales como la diabetes.
  • Si por cualquier causa deja de comer, el metabolismo de los gatos reacciona de una forma peculiar ante el ayuno, y si no comen, o no comen lo suficiente, pueden sufrir lipidosis hepática un problema que hará que el gato se ponga amarillo
  • Dificultades para acicalarse, sobre todo en la zona del dorso, lo que conllevará problemas de piel.
  • Dificultad respiratoria y problemas cardiacos.

Llegados a este punto los dueños de Félix hacen la pregunta del millón. – ¿Qué podemos hacer si mi gato está gordo?

Lo primero, admitirlo. Si no nos convencemos de que el problema es de salud y no meramente estético no avanzaremos.  Siempre es mejor prevenir un problema pero si hemos llegado a este punto hay que ponerse manos a la obra. Esto es un plan que debe tener un objetivo final: el peso deseado.

Imprescindible: utilizar la dieta adecuada. Preguntad siempre al veterinario. Hay un montón de dietas disponibles y  habrá que elegirla en función de cada caso y calcular qué ración diaria necesita incluyendo alimento seco, latas y premios. Esto no se puede hacer ”a ojo”.

images86UPI2PR

Importante aumentar la actividad física. Buscad juguetes tipo caña de pescar, hacerle perseguir una bolita de papel plata, un puntero laser…todo vale si le hacemos moverse.

Hacer que se gane su comida. Si pasais mucho tiempo fuera, dejadla distribuída en distintos lugares de la casa, un poco escondida, que tenga que buscar. Esto le mantendrá activo. Cuidado, no es una tortura, a lo mejor al principio hay que ayudarle un poco. Si es muy pesado pidiendo mejor que pase algo de hambre cuando no estéis. Al llegar le poneis la mayor parte de su ración y así se quedará tranquilo.

Utilizad comederos que requieren intervención del gato, algunos son juguetes. Esto hará que coma más despacio y además requiere un gasto de energía por su parte que siempre ayudará a la pérdida de peso.

Y, sobre todo, tened paciencia. La lucha contra el sobrepeso es una carrera de fondo. Requiere tiempo y constancia, pero el resultado es ¡tan gratificante!  No lo olvidéis, estamos combatiendo una enfermedad. Cuando veáis que vuestro gato juega otra vez, se sube a donde ya no llegaba, en definitiva, vuelve a ser el de antes, todos los esfuerzos habrán merecido la pena.

 

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “EL GATO OBESO, UN PROBLEMA “GORDO”

  1. Pingback: El secreto para adelgazar en 4 palabras | salud para perros y gatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s